goto content


Tourism Commercials

Imprimir

6 bocadillos para degustar en Corea en invierno

6 bocadillos para degustar en Corea en invierno

La llegada de vientos gélidos anuncia el invierno y también de deliciosos bocadillos que saben mejor en esta estación.

El frío es una buena excusa para satisfacer el gusto y el estómago con diversos alimentos callejeros como bunggeoppang (panecillos en forma de pez), batatas al horno y hoppang (bollos rellenos con dulce de alubias rojas), además de platos tradicionales como el kimchi, tteokguk (sopa de pasteles de arroz) y manduguk (sopa de empanadillas).

¿Por cuál se siente más atraído?

Bunggeoppang

Si se tuviera que elegir una escena invernal muy coreana, sería la de los pequeños puestos de venta de bunggeoppang. Estos panecillos curiosos en forma de pez, están rellenos de dulce de alubias rojas, y se preparan echando la masa sobre un molde caliente, y luego se pone en el centro el relleno dulce. Su forma y color pueden variar según la cantidad de ingredientes y el tiempo de cocción.

Un bunggeoppang recién salido del horno en un día frío de invierno, ¿podría alguien rechazarlo? Los coreanos atraídos por el dulce aroma de estos panecillos y degustándolos parados en la calle es algo muy usual y tal vez, una escena que se puede ver solo en Corea.

Cada año los vendedores crean opciones variadas para comer estos bunggeoppang, como mini-bunggeoppang, ingeoppang (bunggeoppang más largos), y bunggeoppang con rellenos de otros sabores.

Consejo curioso antes de comer bunggeoppang
En Corea se dice que se puede saber la personalidad de una persona viendo la forma de comer el bungeoppang. ¿Por dónde empieza a comer un bungeoppang?
Se dice que si uno empieza a comer por la cabeza es porque es una persona positiva y apasionante. Y si empieza por la cola es porque es sentimental, romántico y muy atento a la moda. No es nada serio ni científicamente probado, pero como forma de diversión puede aplicarlo mientras come estos pasteles con sus amigos.

Hoppang

El hoppang es un bollo caliente relleno, cocido al vapor, de color blanco y relleno de dulce de alubias rojas, es un tentempié muy amado en los días con mucho frío.
También existen hoppang con diversos rellenos como carne, queso o batata asada.

Su nombre significa “panecillo caliente que se come soplando el humo”, y cuesta entre 700~1.000 wones la unidad. Es fácil encontrarlo en cualquier tienda, puesto callejero o mercado.

Gunbam

Los gunbam (castañas asadas) son meriendas fáciles de preparar también en casa. Se requiere un poco de paciencia para cocerlos por completo, pero vale la pena.
En los mercados podemos ver castañas asadas envueltas en papel y cuestan entre 2.000~3.000 wones.

Tteokbokki

El tteokbokki es un plato coreano preparado con pastel de arroz, salsa picante y dulce de gochujang (pasta de chile picante y dulce). Para esto, se utiliza el garetteok (tipo de pastel de arroz) cortado en pedazos largos, y se agregan otros ingredientes para dar sabor como zanahoria, cebolla y eomuk (pastelitos de pescado). En general, para suavizar el picante del tteokbokki, se acompaña el caldo de eomuk, que se puede tomar sin coste adicional.

Por ser un plato sencillo, es fácil encontrarlo en cualquier lugar, y en los últimos años se crearon grandes cadenas de restaurantes especializados solo en tteokbokki, permitiendo degustar variaciones como el tteokbokki con queso o saborizado con curry amarillo.

El precio depende de los puestos y restaurantes, pero en general, cuesta entre 2.500~3,500 wones por plato.

Calles de sabores de Corea
http://spanish.visitkorea.or.kr/spa/TR/TR_SP_3_3.jsp?cid=1856347

Kkochi eomuk

Es el aperitivo popular más famoso del invierno, es uno de los más buscados por los coreanos cuando corre aire frío y bajan las temperaturas. Se prepara ensartando el eomuk en una brocheta e hirviéndolo en caldo durante bastante rato con nabo, algas y mariscos. Así se obtiene un caldo apetitoso y caliente, ideal para acompañarlo con el tteokbokki. También es muy recomendable para los extranjeros y los niños, ya que no es una comida picante.

Tienen un coste de 500–1.000 wones por unidad.

Hotteok

En Insa-dong lo venden casi todo el año, en el resto de la ciudad sólo lo encontrará en invierno. Consiste en preparar la masa de harina de trigo o de arroz glutinoso, cortarla en bollos pequeños, rellenarlos con azúcar, cacahuete o maní y canela, o con vegetales, entre otros ingredientes, y finalmente freírlos en una plancha honda con aceite caliente.

Hay que tener cuidado al comerlos porque suele salirse el relleno de azúcar derrretido muy caliente. Normalmente un hotteok cuesta entre 700-1.000 ₩ pero puede variar el precio dependiendo de la zona y el tamaño.

Actualizado el 21 de octubre de 2014

Fecha 28/11/2014